estilos de cocina

26.07.2020

Cocinas modernas, cocinas minimalistas, cocinas rústicas y cocinas de estilo industrial

¿Cuál es su personalidad?

La ola “gourmet” que invadió el país no se limitó a los restaurantes. El refinamiento en la preparación de alimentos también ha llegado a las cocinas residenciales. Y ahora, ya no basta con tener una isla para la cocina, sino que se necesita más.

La cocina es una zona muy importante de la casa. Además de necesitar estar limpia y ser funcional para facilitar la vida diaria de la familia, la cocina también tiene que ser interesante. Además, aunque las cocinas sean poco utilizadas en la rutina de algunas personas, en ese momento de celebración en el que recibimos a los amigos y a la familia, es necesario tener un ambiente acogedor.

Cocina en la línea

Perfecto para aquellos que tienen una cocina larga pero no demasiado estrecha. Combinando una encimera en forma de isla con la mesa, deja espacio alrededor para el flujo de la familia. Para complementarlo, lo ideal es apostar por una de las paredes y trabajarla con armarios y estanterías.

Cocina paralela

Ideal para quienes tienen un espacio más grande o una cocina de forma cuadrada. Como su nombre indica, se trata de dos filas de armarios y encimeras paralelas, aprovechando al máximo el espacio que ofrece la cocina. Este estilo de cocina lo utilizan a menudo los chefs porque ofrece un gran espacio para trabajar de diferentes maneras, separando lo caliente de lo frío y lo limpio de lo sucio.

Cocina en forma de U

Cocina de estilo moderno, en forma de U, muy acogedora y perfecta para los que tienen una cocina un poco más amplia o de paso. Permite utilizar diferentes estilos de armarios e incluso una isla, que puede utilizarse para cocinar o como mesa.

Cocina en L

El estilo de cocina moderna más popular en los pisos hoy en día, ya que aprovecha muy bien las esquinas, facilitando su integración con otras zonas de la casa.

Pero, ¿cómo traducir su personalidad? Movimar fabrica cualquier formato de cocina y puede ayudarle a inspirarse a la hora de amueblar o renovar su cocina.